Muchos se preguntarán qué se requiere para practicar montañismo. Obviamente se necesita un equipo especial, mucho entrenamiento, condición física, mental y algo muy importante ¡inspiración! si esa persona está en América Latina, realmente es muy afortunada pues tiene la Cordillera de los Andes.

Una cadena de montañas, cuyo paisaje de sólo verlo inspira y reta al más osado que quiera conquistar su punto más alto: el Aconcagua.

Así que si está en alguno de estos países: Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú o Venezuela, puede disfrutar de un pedacito de la larga cordillera que suma 3 370 794 km² en total y ¿por qué no? no solo verla, sino animarse a iniciarse en un deporte de altura y determinación: el montañismo.

El montañismo es para personas que se retan a si mismas, como Elisa Forti que con 82 años subirá al Aconcagua junto con otros que padecieron problemas de salud y celebran la vida en el 2018, con un gran reto por delante: La Cordillera de los Andes.

¿Por dónde comenzar?

Puede comenzar practicando el senderismo, esto lo pondrá en contacto con la naturaleza y lo entrenará tanto física como mentalmente para caminar distancias largas en senderos naturales o creados por el hombre. Pondrá a prueba su capacidad de observación, de conocer su cuerpo y hasta dónde puede llegar. No supone de mucho riesgo, afianza los lazos entre personas (es recomendable que comience en un grupo) y si gusta de la soledad, es una excelente forma de practicar el mindfulness.

Más adelante podrá ir un poco más allá y comenzar a escalar, en este momento sería de mucha ayuda contar con apoyo profesional, comenzando por practicar en paredes verticales con arnés, confiando en sus capacidades y en los que lo rodean.

El montañismo es un deporte que en Latinoamérica siempre ha tenido una importante cantidad de personas que lo disfrutan, bendecidos con las condiciones geográficas necesarias para practicarlo, quizás el que suba a lo más alto de la montaña el año que viene sea usted.