El territorio argentino posee relevantes montañas que son grandes imanes para el turismo. En este país, aunque no está desarrollado a su máximo esplendor, el montañismo y sus diversas ramas, gana cada día más fuerza como actividad recreativa y turística.

Algunas de las montañas argentinas más conocidas son:

  • El sistema montañoso de Tandilia, el cual es un macizo que posee arcilla y otros sedimentos. En este se encuentran importantes montañas como la Sierra de los Padres y el Cerro de la Juanita. Es un buen lugar para practicar el senderismo, pues posee un clima favorable y existen hermosos paisajes que observar.
  • El parque nacional de Talampaya es un importante sistema dentro de la geología de Argentina. Los inviernos son fríos y los veranos cálidos, con fuertes vientos todo el año. Es visitado frecuentemente por turistas debido a su contenido arqueológico, y en él se pueden apreciar hermosas vistas panorámicas y un lugar donde habitaron dinosaurios hace millones e años, así como un jardín botánico el cual alberga especies propias de la región. Es común encontrar animales típicos de la zona como son los zorros y los pumas.
  • El Aconcagua es una montaña de gran relevancia en Argentina, pues el punto fuera del Himalaya más alto del planeta. Es una de las montañas más visitadas por los andinistas, debido a su relativa sencillez, aunque el clima es desfavorable porque puede cambiar bruscamente. El primero ascenso al Aconcagua tuvo lugar en 1897 por Briton Edward Fitzgerald. La persona más joven en subir el Aconcagua tenía solo 9 años. Es una montaña que impacta por su belleza y sus paisajes.

Estas son solo algunas de las montañas más significativas de la República Argentina, que sin lugar a dudas, valen la pena visitar, y si es posible, escalar, al menos una vez en la vida.