La actividad de excursionismo, por ser considerada en ocasiones como actividad de riesgo, requiere que los practicantes se doten del equipamiento adecuado para enfrentar los obstáculos propios de esta actividad. Este equipamiento dependerá de la duración y las características del lugar de la excursión. A continuación se listan los elementos básicos:

Mapa de lugar de excursión

Aun cuando se cuenta con personal que guíe la actividad, o compañeros que hayan hecho la ruta con anterioridad, es recomendable que cada integrante de la excursión lleve la mapa de la ruta. De esta manera, si alguno se aleja de la ruta de manera voluntaria o involuntaria, podrá recurrir al mapa para recuperar el camino.

Cantimplora

Imprescindible para mantenerse hidratado durante la actividad, recordando que se debe tratar de administrar el agua durante toda la excursión.

Equipo básico de primeros auxilios

En el mismo se debe contemplar medicamentos y cremas para aliviar dolores musculares o heridas que puedan producirse durante la excursión.

Protector solar

Aun cuando el sol esté oculto entre nubes y no se sienta los rayos del sol de manera fuerte y directa, en las actividades al aire libre siempre es recomendable utilizar protección solar para evitar insolaciones y quemaduras. Hay que recordar renovar al menos cada 2 o 3 horas la respectiva protección.

Impermeable y suéter

A pesar de que los pronósticos del tiempo indiquen que no lloverá o que hará buen tiempo, equiparse con un impermeable le ayudará a no enfermarse en caso de lluvia o tener que pasar por una zona en la que pueda mojarse. Igualmente, protegerse de los efectos ambientales con un suéter en una buena medida de protección.

Zapatos adecuados y medias

Por obvio que parezca, para una excursión hay que ir con los zapatos adecuados y llevar un par de medias de repuesto para utilizar en caso de que las que lleve puestas se humedezcan.